Caminar, caminar en el Sabbath

Lo que para el judaísmo ortodoxo es anatema, para nosotros fue un polvo. No nos despertamos muy tarde -considerando el sábado relax y la pizza del viernes nocturno más la película de rigor, en este caso, Titanic-, y escapamos de … Sigue leyendo

Caminar, caminar en el Sabbath

Lo que para el judaísmo ortodoxo es anatema, para nosotros fue un polvo. No nos despertamos muy tarde -considerando el sábado relax y la pizza del viernes nocturno más la película de rigor, en este caso, Titanic-, y escapamos de la … Sigue leyendo