El último día del verano: del mediodía al ocaso

Nada particular, por cierto, que lo sea… pero suena tan triste… el “último día del verano” funciona como una metáfora cruel del que sabe, a tiempo real, que algo o alguien, o lo que sea, se le escapa irremediablemente entre … Sigue leyendo