Buenos Aires vidriera

Salí de casa antes del mediodía y me tomé el 123. En Chacarita, frente al cementerio, dos porciones de muzarella en Imperio me salvaron de la inanición, y desde allí, derechito por Corrientes, me fui pateando para el centro. Ya … Sigue leyendo