La vida es otra cosa

Caminar un viernes es bastante distinto a caminar un domingo… hay más tránsito, más humos, más gente trabajando, más vehículos, más delirio, más polución, más negocios abiertos, más ruidos, más fábricas y obreros, más niños, luces, vértigos, vuelos, tiempos, cielos … Sigue leyendo