Viedma

Escapar de Buenos Aires siempre es un sano escape. Atravesar los novecientos kilómetros que separan a la gran ciudad de la proto-alfonsinista-federalista-fallida capital de Río Negro, una larga experiencia que arrima a lo que se avecina… calor, silencios, lo nuevo … Sigue leyendo