Xenofóbica, homofóbica, anarquista, racista, antisemita y atea San Antonio Oeste

Ya desde el micro leí un “el mejor judío es el judío muerto”. Luego, todo lo demás: la fobia a la homosexualidad, a los inmigrantes, a la religión, a la escuela-educación. La sentencia “Dios se caga en vos”, es significativa… implica una fe inversa: se cree en ese Dios, pues no se lo niega, pero se afirma que ese Dios es odio en acción… Dios odia a su creatura, “Dios se caga en vos”… en todos, por supuesto: también se caga en el que escracha la sentencia.
Uno puede entender que la escuela, según Foucault uno de los tres pilares de la dominación del poder junto a la cárcel y al hospital, despierte ciertas antipatías. También la iglesia-institución; basta agarrar un libro de historia para ver que no siempre se ha derramado el amor cristiano desde el trono de San Pedro, y estoy siendo muy pero muy leve. Pero… ¿los judíos?… ¿los homosexuales?… ¿los inmigrantes?
Uno se asusta, porque camina por ese pueblo y lee y piensa: “¿quiénes serán los que escrachan este horror en las paredes?, ¿será éste que, mientras camina me sonríe?, ¿será el tipo que me alquiló el departamento, el verdulero, el policía, el cura, el carnicero, el pescadero que me vendió los langostinos pelados?… ¿que me harían si supieran que soy un ferviente creyente que defiende el laicismo, la despenalización de las drogas y el aborto, la libre elección de la sexualidad, la inmigración y toda fe religiosa, incluido el ateísmo?”
“Mejor me callo” -pienso mientras sigo caminando-. Porque el odio está vivo, repta entre las sombras. Uno ve sus efectos al otro día, cuando amanece: el paredón y su sentencia retrógrada.
Lo peor de todo es que no están tachadas. Nadie, en todo San Antonio Oeste, salió a pleno día, aerosol en mano, a contrarrestar el odio.
Da miedo, la verdad.
19

24

21

7a

36

38

23

40

37

39

Los comentarios están cerrados.