Faso’s time

Digamos que abordar una alfombra persa tejida con las hebras más delicadas del más fino canabiol, puede cambiar el mundo que a uno lo rodea.
La luz, los sentidos, el color, el sonido, la humedad, la noche, el frío, el alcohol, el camposanto, la hermana religión, la enemiga religión, la asesina religión, la religión vital. El sexo, el género, la piel. El miedo y el amor… ese dúo-antimateria.
Muere el amor por el miedo mientras se encuentra incapaz de odiar.
Amorodio, todo junto.
Una sola palabra, como cuerpoalma.
Una conducta moral, regida por un código moral promulgado en los oscuros cenáculos eclesiásticos, o judaicos, o islamitas, ateístas, liberalistas, comunistas, capitalistas, es una conducta moral muerta y enterrada, y la culpa… un misil.
Aceptar es todo. Aprender a aceptar…

Los comentarios están cerrados.