Los domingos lágrima -de oro-

A las flores les chupa el calendario.
Los domingos lágrima son estos domingos últimos de fin del verano… estertores de estío con luz de otoño, viento indefinido peinando la espesura, silencios humanos de fúlbo en la TV, perros robados, perros perdidos, perros tagliaferros divorciados golpeadores-machistas-violentos-ratas-hombres-ratas-machos. Y el porro macho bebiendo los últimos rayos de la estrella, rayos domingo-lágrima -de oro-…
Haremos leches con el macho… ya todos saben que los machos no se fuman.
Y se camina por la calle, y cae el sol y se acerca, lastimosamente, el puto e inevitable lunes.
¿Y el gato?
Bien, gracias.
Girando el gato, eso.

Los comentarios están cerrados.