Preguntas desde un grafitti porteño

“Limpiar baños no es más digno que chupar pijas”
Tal vez no lo sea. No lo sé. Pienso que limpiar baños es un trabajo, lo mismo que apretar tuercas, girar potenciómetros, dar clases, soldar plaquetas, pintar una pared, clavar una aguja para extraer sangre o manejar un camión. Trabajo. Digo, todas estas actividades tienen la dignidad que se suele atribuir al trabajo… no es que defienda el hecho, sólo lo observo.
Luego pienso, chupar pijas… ¿es un trabajo?; esa actividad, el acto de introducirse un pene en la boca para succionarlo hasta provocar la eyaculación ¿tiene la misma dignidad que, por ejemplo, vender hamburguesas en la estación Retiro?
No respondo las preguntas, sólo me las hago… sigo: si mi hija chupa pijas para sobrevivir, pagar el alquiler, mantener el estudio de sus hijos, comer y vestirse ¿me parece a mis ojos igual de digno que, pongamos, coser prendas en una fábrica o envasar cosméticos?… ¿y si cambio el género, si el que chupa pijas es mi hijo?… ¿es lo mismo?
Ahora bien, tal vez el hecho de chupar pijas del grafitti tiene que ver con una actividad placentera, chupar pijas por puro gusto -acá ya ni siquiera importaría cuestionarse el género, frente a la gratuidad de la mamada el macho/hembra es irrelevante-, pero esto genera una contradicción: si el mamar verga es una actividad placentera, no se la puede comparar con limpiar sanitarios, nadie limpia baños por placer, la gente suele limpiar baños por un sueldo.
Por otro lado, dicen que el trabajo es salud, pero millones de trabajadores mueren en una cama triste de hospital, año tras año, envenenados por, justamente, sus pésimos trabajos.
No se si el trabajo dignifica… a veces pienso que eso es un invento de la modernidad, de la revolución industrial, de la necesidad de mano de obra calificada (calificada=barata=esclava).
Y mamar verga, bueno, si yo limpiara baños no me gustaría que me pasaran de departamento y mi jefe me dijera: –“Alladio, deje de limpiar el baño, ahora va a pasar al departamento de mamavergas, mismo sueldo, misma obra social”…
El grafitti un poco me gustó cuando lo leí… luego lo fotografié y, pensándolo, un poco me molestó.
Dejo la pelota picando, no answer… y desde ya, si les gusta la mamada, ya sea gratuita o no, me parece muy pero muy bien.
E igual si limpian baños, claro.

Los comentarios están cerrados.