En perfecta formación

Dos, diez, cien pares de alas en vuelo rumbo al olvido
en un mundo en donde lo contingente es un instante,
un segundo, una brecha, una mínima fracción.
Ellas, en lo alto, desconocen mis teorías,
desconocen tus teorías, amado lector,
desconocen las teorías de todos nosotros… humanos.
Y ese desconocimiento no les impide volar,
en perfecto silencio
y en perfecta formación.
Pienso que, tal vez, ese desconocimiento teórico que agota millones de bibliotecas virtuales repletas de toneladas de gigabytes y millones de bibliotecas reales cargadas de toneladas de materia lingüística,
las salva, las libera, las vuelve… ligeras.
Esa tarde pasaron volando sobre mi cabeza
y se fueron rumbo al olvido.

Los comentarios están cerrados.