Telo blue

¿Quién no ha tenido una experiencia de telo azul?
Desde “The cars hiss by my window”
hasta “One more try”
todos hemos entrado por sus puertas
caminado por sus pasillos
llorado en sus baños
explorado sus terrazas en plan “salvación suicida”
Para el macho -en este punto blue casi todos lo somos- nada peor que la potencia estirada hasta el infinito, triste chicle azul, inútil vaguedad funcional en el chorrito básico, y, con la debida cantidad de tiempo, hasta ese chorrito puede fallar.
El telo azul fichado desde el bondi, recordando alguna humillación ancestral…
Hay que saberse solo.
Entonces se pasa.

Los comentarios están cerrados.