Ese brillo en sus ojos

Tal vez haya preguntas imposibles de responder. No intento, pero sospecho que una de esas respuestas podría estar oculta en el brillo de sus ojos.
La mirada da cuenta de la vida, no la piel, ni las piernas, ni los brazos ni el cabello… la vida y la muerte se revelan y se expanden desde esos globos vibrantes y extraños, geografías de éxtasis multicolor que cambian y varían como varían las huellas de los dedos.
Tus ojos me han contado más de tu interior que el silencio de tu boca. En el principio no hicieron falta las palabras, sólo ese delicado brillo femenil que, aún hoy, me sigue invitando a la fiesta de tu fueguito interior.
Aún sobran las palabras, las preguntas infinitas…
Veo sólo una respuesta brillando en tus ojos.
La única necesaria.

Los comentarios están cerrados.