Wain y los gatos

El tipo se llamó Louis Wain, y pintó gatos. Los primeros jugaban al golf o disfrutaban sonriendo de la merienda, pero luego algo pasó en la cabeza de Wain, y los gatos lo acompañaron irremediablemente en la descendente espiral.
Cuando pintó éste ya estaba internado… en el futuro sus felinos se transformarían cada vez más en un calidoscopio de geometría y color, siempre más y más lejos de la cordura de la forma.
Wain murió en un internado miserable, rodeado de gatos, preso de la toxoplasmosis y de su esquizofrenia de jardín.

Los comentarios están cerrados.