Domingo en Parque Chas, Chacarita y Palermo

El plan era ir a recorrer Punta Lara, tomarnos el tren hasta Retiro, un bondi hasta La Plata y otro hasta el río, pero cuando el despertador chilló a las ocho de la mañana convinimos, sin palabras, en que necesitabamos más lecho. Salimos del colchón a las doce del mediodía, desayunamos y luego nos subimos al 123 en la esquina de casa y viajamos hasta el Club Arquitectura, en Capital Federal, y desde ahí pateamos bajo el sol primaveral por esa belleza silenciosa que es el barrio de Parque Chas, con sus casitas ordenadas, llenas de historia, y sus calles circulares. Luego atravesamos la zona del hospital Tornú, llena de grafittis; y seguimos la caminata hasta Palermo Hollywood, en donde nos tomamos unos licuados de banana y frutillas con una torta de queso y maracuyá que fué lo más parecido a un polvo gastronómico.
Cayó el sol, supermercado Vea, aceitunas y roquefort, retornamos hasta Chacarita, 123 hasta casa, y por la noche amasada y pizzas, dos, muzarella y fugazetta, cervezas y moscateles, helados y películas… “Carnage” y “El bebé de Rosemary”, las dos de Polansky. Finalmente nos fuimos al lecho a las 6:30 de la mañana, cuando los pajaritos ya entonaban su dicha al sol… y ahora son las 14 horas del lunes. Lunes feriado, si puede haber algo peor que eso.

Los comentarios están cerrados.