Dos trenes -gifs-

Viajar en tren es convertir el espacio en tiempo.
Ya desde principios del siglo XX, la fórmula einsteniana E=mc2 eliminó dramaticamente toda realidad de ubicación espacio-temporal, y ayudado por Freud, con su impensable inconciente colectivo, y por Marx, con sus divisiones de clase que justifican toda inacción u acción o mero deambulismo zombie, acabaron facilmente con las certezas todas.
Y quedó la realidad desnuda, implacable, inasible… el horror -la libertad total desprovista de lo sagrado- de lo que es. Y sin explicación.
Por eso, si quiero sentir como el piso se desploma bajo mis pies en un abismo infinito, me subo al tren y me dejo llevar por las no realidades del siglo XXI, que ya agrede el paladar con el sabor de lo amargo, de lo rancio. Y eso que recién comienza.

Photobucket
Photobucket

Los comentarios están cerrados.