Día de lluvia

En general los días de lluvia, si estoy libre, me quedo en casa; entonces el mate y la guitarra, el photoshop y la radio. Pero hoy, a pesar del tremendo chubasco, necesitaba caminar. Por lo tanto, aprovechando la necesidad de almendras peladas para incorporar a la dieta, me fui pateando, paraguas y cámara en mano, rumbo al barrio boliviano de Liniers. La banda de sonido, The Cure, y en este orden: “Seventeen Seconds”, “Faith”, “Pornography” y “Disintegration”… ¿que puedo decir de esos momentos vividos hace sólo un rato, caminando y haciendo fotos bajo la lluvia, escuchando esos oscurísimos discos prodigiosos bajo la incesante manta percusiva del agua sobre el paraguas? Extasis. Y sin drogas. Y gratis… como para ejercitar lo que sucede cuando uno apaga la puta radio y se escapa por ahí y descubre otro planeta, otra realidad, que es de verdad y que nunca se queja porque se basta a sí misma.

Los comentarios están cerrados.