Salta capital (2)

En Salta capital estuvimos tres días, paramos en la posada “El sembrador” y cenamos empanadas cortadas a cuchillo y tamales de charqui en “lo de Pablo”, quién la primera noche nos introdujo brevemente en la historia de Salta y nos recomendó los mejores pueblos para visitar, los que mas conservan su espíritu criollo. Una característica salteña -como en todo el país, creo- es la cantidad de perros que viven en la calle… hay tantos en Salta que uno se los suele cruzar en “convenciones” de media docena, y se ven muy bien alimentados y tan felices como los que viven en casas y tienen dueño… en realidad se los ve más felices: libres, sucios y reos, como los Rolling Stone.

Los comentarios están cerrados.