Ciudad Universitaria, aborto, stencils y el río desde el paseo de la memoria

Un alumno de guitarra y estudiante de arquitectura me convenció de visitar Ciudad Universitaria para fotografiar, entre otras cosas, los stencils que hacen los alumnos. Entonces ayer, Viernes 18 de Noviembre al mediodía, me tomé el 123 hasta Mosconi y San Martín y luego el 114 hasta avenida Cabildo, y desde allí caminé hasta Ciudad.
Ciudad Universitaria está en mis recuerdos ya que allí cursé el ciclo básico común al terminar la secundaria en el año 1987, y cada tanto recuerdo esa época y ese ámbito con cierta nostalgia, por lo tanto fué una revelación y un reencuentro entrar en esos maravillosos bloques titánicos levantados junto al río. Con respecto a los grafittis e inscripciones jóvenes, debo decir que un poco me decepcionaron… he encontrado más creatividad y mayor rebeldía en las paredes de las calles del gran Buenos Aires, mucha más furia combativa para conceptos tan arcanos como el aborto y su no despenalización. Luego de deambular unas horas entre los pabellones dos y tres, me mandé para el río, descubriendo lo que luego reconocí como el “Paseo de la Memoria”, un lugar maravillosamente moderno, desnudo y tan pacífico como el horrendo contrapunto que tristemente -y a Dios gracias- evoca… todos sabemos que basta perder la memoria para que el timón sea una flema y la dirección un naufragio.
Finalmente, y mientras caía el sol, me subí al 107 y luego al 123 que me dejó en la esquina de casa.

Los comentarios están cerrados.