Contextualizar el horror (hoy me sentí muy solo)

Tuve todo el día para pensar -me desperté muy temprano y ya a las nueve y media de la mañana había visto todos los vídeos que hay disponibles en la red del ataque al diario francés-… luego estuve todo el día escuchando radio, leyendo diarios on line, escuchando al Papa, a Cristina, a Miguel Rep, a Julio Cobos, a Vicky Donda, y a distintos actores del arte y del periodismo y de la política en general. Y me llamó la atención que todos estaban de acuerdo, ninguno de ellos hizo un análisis mucho más profundo de lo sucedido que sólo el mero, y obviamente justificado, repudio a la barbarie.
Luego me hice mil preguntas. Y, para patear el avispero -y ponerme en contra de todos, desde el Papa hasta de Miguel Rep-, paso a enumerarlas:
1º) Lo primero que me pregunté es que hubiera pasado todos estos años si ese mismo diario francés hubiese cambiado el destino de sus caricaturas… ejemplo: ridiculizar al mundo judío, en vez del musulmán. O a los homosexuales. O a los excedidos de peso. O a las niñas con anorexia.
2º) Está claro que ridiculizar al Papa ya no funciona… han sido tan retrógrados y oscurantistas los católicos en estos dos milenios de vida, han asesinado -con los brazos de la política y del poder consecuente- tanta gente, que se la tienen que bancar, calladitos. Como dice Leonard Cohen: “ya todos sabemos”. Por otro lado, me reconozco, frente a ustedes, Católico Apostólico y Romano, voy a Misa y todo eso, sin embargo mis peores enemigos, en la vida cotidiana, son mis pares católicos… tengo más amigos ateos, protestantes, judíos o simplemente agnósticos, que cristianos católicos, porque ellos no se bancan mi cristianismo crítico basado en, básicamente, el Sermón de la Montaña y los cuatro evangelios. No creo en la “infalibilidad del Papa”… pienso que si Dios me puso en la cabeza un cerebro de un kilo y medio igual que a él, entonces es claro que Dios quiere que lo utilize. Por lo tanto, suelo soslayar, sin culpas, algunos dogmas. Por eso estoy a favor del aborto, del matrimonio igualitario, de la despenalización de las drogas y de la eutanasia (acaban de entender el porqué de tanto rechazo por parte de mis pares católicos creyentes).
3º) El Papa, que representa a una institución política que se ha ejercitado ampliamente, como los nazis, en la quema de libros, en la construcción de mazmorras y en el ejercicio autoritario del poder, hoy repudia al mundo musulmán. Los que han leído algo de historia, sabrán que nuestra ciencia occidental existe gracias a los libros que el mundo musulmán preservó de las hogueras cristianas… (leer a Eric Hobsbawm, al “Cosmos” de Carl Sagan, a Eduardo Galeano, cualquier libro de Galeano funciona).
4º) Quisiera saber cuantos civiles musulmanes murieron en las dos guerras del golfo. Ya todos sabemos -everybody knows- que esas dos guerras fueron armadas por una cuestión económica: el petróleo. Y esas bombas que llovieron
-y llueven- sobre Bagdad y demás ciudades de oriente medio, son bombas, ante todo, cristianas; bombas lanzadas por un país democrático, creyente y cristiano -In God we trust-, con un perfecto estado de derecho (así dicen que es), que cree en las instituciones y, por sobre todo, en la libertad de expresión… sin embargo esas dos guerras han padecido tal filtro en lo que respecta a la libertad de expresión, que sólo tenemos acceso a dos vídeos donde un marine muy rubio le regala una botella de agua mineral a un desnutrido de Kabul.
5º) En Hiroshima y Nagasaki murieron más de 600000 -seiscientas mil- personas. Los franceses mataron, en Argelia, a 3000000 -tres millones- de musulmanes. En wikipedia dice que “intentaban” liberar al país. Vale recordar que en esa guerra los franceses desarrollaron los más “sofisticados e infalibles” métodos de tortura, métodos que luego exportaron a varios países, entre ellos, al nuestro: venían a dar clases de tortura a nuestros dictadores militares en la Escuela de las Américas. Lo mismo exportaron a USA y a Guantánamo. Cabe recordar que, ya en ese entonces, Francia era, como EEUU en Hiroshima, un estado de derecho, democrático.
6º) ¿Que pasaría en Argentina si una publicación “libre” ridiculizara a los bolivianos, a los peruanos y a los paraguayos como los franceses ridiculizan, con sus publicaciones “libres” a los musulmanes?… y vale la comparación: tal vez haya en Francia más musulmanes, incluso, que en Argentina inmigrantes limítrofes, esos que también son indeseados por la mayoría.
7º (y último) Yo vi las imágenes. Yo vi dos tipos, dos seres humanos… ¿son musulmanes?… ¿como me doy cuenta?… dicen que hablaban perfecto francés y que aclamaban su venganza al profeta, ok….¿eso los convierte en musulmanes?… digo: ¿les tengo que creer?… sigo con las preguntas: ¿quién tiró las torres gemelas?, ¿Bin Laden, el mismo que tenía negocios millonarios con la familia Bush?… ¿quién asesinó a Kennedy?, ¿Oswald?… ¿quién financió las dictaduras de América Latina?… ¿quién creó a “los talibanes”?… ¿y al ejército “Montagnard” en Viet Nam?…
En fin, repudio la violencia, por eso no me gustan ni los curas con armas, ni los revolucionarios con fusil, ni los milicos, ni los canas. Creo que la humanidad siempre ha cometido dos errores nefastos, fundamentales y harto repetidos… primero: matar. Segundo: creerle al poder, que es lo mismo que evitar el ejercicio del cerebro de un kilo y medio que Dios te dio (y si sos ateo, te lo dio el azar, para el caso es lo mismo)…
Por eso: hoy escuché en la radio y leí en los diarios esto: todos sobándole la oreja al poder, por no decir el culo, sin CONTEXTUALIZAR el atentado, el terrible atentado.
Por eso escribo todo esto, porque hoy me sentí muy solo… así, ahora, puedo dormir en paz, sin odio… ¡buenas noches!

Comentarios

Contextualizar el horror (hoy me sentí muy solo) — 3 comentarios

  1. estoy de acuerdo juzgan según a su conveniencia la situaciones…aveces x esto ya ni veo noticias…el papa.para mi es anticristo….y ni que hablar e los cristianos como Obama mejor no lopuedes expresar.

  2. Sí, hipocresía, falta de criterio, a veces mentir es sólo anular el contexto. Por supuesto que nadie, en su sano juicio, puede defender el asesinato, pero estos fundamentalistas no inventaron nada… ya tuvieron sus buenos maestros exportados directo desde occidente. Gracias, Iris.