Un análisis psicológico de la personalidad de Luca Prodan

Una de las primeras impresiones que aparecen al investigar la vida de Luca Prodan (1953-1987), es la marcada “pulsión de muerte” que recorre todos sus años, la necesidad de escapar del mundo adulto, las adicciones a las drogas y al alcohol, con una gran crisis no resuelta en la reestructuración de su “yo social”. Paradojicamente, Prodan encontrará en la música, específicamente en el rock, una afirmación de su rol social adulto que resulta ser contradictoria: por un lado se integrará mediante su rol de cantante para influir creativamente en la sociedad mediante sus canciones, pero también encontrará en el rock, a través de una “identificación” con algunos de sus ídolos -Jim Morrison -alcohólico-, J.J. Cale -cocainómano-, Ian Curtis -suicida-, Bob Marley -apóstol de la marihuana-, un camino que lo llevará, inevitablemente, a la muerte. Podríamos afirmar que el rock & roll influyó en su vida como un proceso de “introyección” que, tanto le aportó una salvaguarda como un destino de muerte prematura.
Es asombroso el poder de “Intelectualización” que uno encuentra en sus palabras, ya sea en sus canciones o en los reportajes, de sus profundos conflictos con el poder y con el orden social aceptado; está claro que Luca era muy consciente de su suerte y de su destino trágico; sin embargo era incapaz de poner en práctica el “principio de la realidad”, no podía detener esa inercia autodestructiva, inercia que  era posibilitada por su actividad de “estrella de rock” -largas horas en la semana de soledad, actividad sólo los fines de semana, rodeado de un ambiente vicioso y extremadamente permisivo-.
La pauta de conducta predominante en su personalidad es la rebeldía, tal vez generada por un grave conflicto en sus vínculos primarios -sus padres ausentes, su hermana suicida-; es evidente que las razones autodestructivas de su conducta están fuertemente relacionadas con sus experiencias infantiles, con su medio social de gran nivel económico y de una grave falta de amor. Luca descreía de la sociedad, descreía del matrimonio, descreía del amor “romántico”, afirmaba que las personas se juntaban por una necesidad que, también, condicionaba y estrechaba los límites de la libertad, por eso estaba solo y no contaba con nadie que lo contuviera y ayudara en su recuperación.
Prodan es paradojal: por un lado es víctima de una feroz “compulsión de repetición” que lo lleva al displacer más extremo (“Nunca pensé que la ginebra fuera el elixir de la vida, mas bien es el elixir de la muerte, y te vas dando cuenta dentro de tu cuerpo, te vas dando cuenta que algo se está extinguiendo… pero al final voy al bar y digo: ¡dame una ginebra!”), compulsión que lo lleva a la “impotencia de pensamiento simbólico”, a una imposibilidad de transformar la acción, a salirse del círculo repetitivo-autodestructivo, a llegar a la razón; pero por otro lado, al leer sus canciones, uno admira cómo pudo reconciliar el “principio de realidad” con el “principio de placer”.
 Para finalizar, podemos decir que su “yo” era incapaz de reprimir, sublimar y proyectar, sin embargo existen en su “super yo” valores de amor y respeto que a veces no se encuentran en personas que sí son capaces de aplacar el instinto del “ello” con la censura del “super yo”.
Tal vez Luca Prodan era incapaz de aceptar la frustración de “vivir limpio”, o sin escapar de un mundo que le parecía, como mínimo, una mentira cruel. Pero logró utilizar toda su neurosis patológica -beber todo el tiempo, autodestruírse- para generar una música que, para los que vivimos su época, fue fuertemente inspiradora, vital, pura y simple… sin doblez.
No es poco.

Comentarios

Un análisis psicológico de la personalidad de Luca Prodan — 4 comentarios

  1. Si muchas veces es mejor vivor sin represiones…libertad.placer…yo vivi libre mi vida diez años…perdi mis padres chica..eso motivo q hiciera mi vida sin represiones y sin restricciones..pero fue siempre sin excesos…me meti mucho a mis estudios y noches bohemias con compañeros…y placer. Con anterior pareja sin amor….solo cariño …él me buscaba y yo acepte…duramos 5 años… hasta q explote de adicción al placer…me senti vacia…y queria amar y. me aleje..lo sufri…enganño..y ahora encontre un amor a primera vista….