El Imperio

Las fotos son de la noche del 12 de febrero de este año. Luego de más de un mes en Bolivia uno necesita una buena pizza como necesita comulgar y recibir la vida. El tiempo pasó y hoy, 4 de abril, ya estamos llegando a dos meses de sufriente abstinencia. Abstinencia de la mercadería como del ambiente, del estaño y sus historias, los azulejos como una huella digital, las mesas, el aroma de la muzza derretida y la salsa, el ventilador. Esperemos remediar pronto este síndrome.

Los comentarios están cerrados.