Centro y autopista de noche

Salimos a cenar con Jorge y Graciela, hace un mes más o menos, a los carritos de la costanera sur. Bondiolitas en sandwich y vino tinto directo desde el bolso a la mesa. Luego de cenar y darle a la lengua con todo, zarpamos para Padua por la autopista… y seguimos la velada meta vino y música y fotos y charla hasta que empezó a asomar la claridad de la estrella por el este. Jorge entonces nos cargó en la camioneta y nos llevo hasta casa, un groso.

Los comentarios están cerrados.