No hay tiempo

No, no hay tiempo. Hoy salí de la cama a las siete, aún la luna brillaba en el cenit,  los zorzales durmiendo, silencio y humedad. Ahora son las 18:16, de nuevo es de noche y ya se duermen los zorzales, pero yo sigo con ganas de hacer algo para mí…. no tengo hijos, estoy de vacaciones, y sin embargo no tengo tiempo. Hoy proyecté comenzar esta entrada pasado el mediodía, tenía necesidad de escribir, pero todo lo que tengo alrededor me lo diluyó, me lo robó, mis mejores ganas de escribir fueron abducidas tristemente en el olvido. Dentro de media hora será medianoche, dentro de dos días, navidad; dentro de un año cumpliré setenta, y dentro de tres estaré bajo tierra, mi carne convertida en gusanos cremosos, en silencio y humedad. He corrido toda mi vida girando alrededor de los demás, siguiendo sus reglas, buscando aceptación, creyendo en su Dios y en su diablo, danzando tras los padres, los maestros, el colegio, los ejemplos, la familia, el dinero, los exámenes, el triunfo, la derrota, el sexo y la moral… los cimientos de la aceptación se han quedado con mi tiempo y con mis años, he perdido mi edad y mi única oportunidad de enfrentarme a todo y a todos, de escupirlos en la cara, de insultarlos, de pasarles la factura y cantarles las cuarenta, porque me han convertido en miembro a costa de mi libertad. La jaula está abierta y no quiero salir. Soy el canario alimentado con alimento balanceado multicolor y mis alas brillan mientras canto la canción que todos esperan que cante, la, la, la, he perdido mi tiempo, la, la, la, bienvenido al mundo real, la, la, la, al mundo en donde los ciegos guían a los ciegos y todos caen en un pozo. No se si hay solución… temo que mi cerebro no pueda salirse del modelo.
Estoy preso, pero no hay barrotes. Estoy solo, pero no estoy de pié. He perdido mi tiempo entre humores y designios de cagada, entre ideologías de mierda. Ya no quiero creer, pero mi cerebro no encuentra el modo de salirse del modelo… ¿como se piensa distinto?… ¿como se sale del círculo?… ¿como hago para limpiar todo el veneno que me inocularon en la sangre?… veneno religioso, veneno político, veneno ideológico, bronces y plegarias. Necesito dejar de temer, pero no encuentro el modo de salirme del modelo… estoy perdido entre sonrisas de aceptación.

Los comentarios están cerrados.