La lluvia desde el bondi

El último jueves me encontré yendo y viniendo bajo la lluvia. Caseros, Microcentro, subte b, San Telmo, Congreso, 123, Caseros de nuevo, centro de nuevo, noche y día bajo la lluvia… los pies helados y mojados, las baldosas flojas escupiendo barro a la entrepierna, conductores bajo el resguardo de sus habitáculos motorizados apurados bajo el chubasco… mucho se ha escrito acerca de la lluvia… nada, creo, es suficiente ni le hará jamás justicia. No me corro, perderé mi tiempo -éste que vos, lector, perdés justo ahora- intentando poner en palabras lo que siento al respecto…
Es, en realidad, muy poco: no concibo este mundo, esta vida y lo que siente -y sueña- mi corazón sin la lluvia… ¿el asfalto sin lluvia?… una áspera tortura, ¿tus besos sin lluvia?, una desesperación insaciable; ¿un velorio bajo un sol eterno?… una plegaria por acompañar ese féretro a las sombras.
Las imágenes fueron hechas a media tarde y desde el 123 rumbo a Caseros.

6 1 2 3 4 5

Los comentarios están cerrados.