La ciudad vacía

Antes del amanecer la ciudad se despoja de sus vestidos mínimos y se muestra desnuda. Entonces reinan las sombras, los silencios, los insectos, la basura amontonada en las esquinas.
Los seres que pueblan la ciudad dormida se revisten de quitina, beben colas calientes, arrastran los zapatos, pululan en los tachos, bucean en los plásticos repletos de las sobras de los que duermen igual que los peces en el agua, pero sin agallas ni misterio, casi sin corazón.
La ciudad duerme intranquila y su noche se derrumba dos días antes de la Navidad… la ciudad siempre duerme, en realidad, aunque brille el sol en el cenit y se muestre frenética.
Dicen que los descendientes de Caín crearon la primera ciudad… yo creo que sólo es pura cuando se muestra así, desolada.

1 2 3 4 5 6

7

Los comentarios están cerrados.