La calle, las piernas, el oeste, el feriado

Martes de carnaval, tres de la tarde… hay sol y también, nubes; nubes gordas, negras, rellenas de agua. También hay una brisa que casi es viento. Y hay ganas de caminar, muchas. Salimos de Caseros rumbo a San Martín, con destino final Villa Pueyrredón. Hacemos fotos, caminamos, nos cuidamos -San Martín es un peligro-, seguimos y descubrimos casas, rarezas, personas, sombras, pintadas, y nos reímos y nos cansamos, cien cuadras, casi cuatro horas caminando por una pequeña geografía del Gran Buenos Aires que representa sólo un pequeño porcentaje en un mapa. Caminamos por donde la gente camina, por donde vive y respira, por donde sueña y se pelea y muere. Al final, la larga calle “Nestor Kirchner”, la panacea de los grafittis, que une a San Martín con Villa Pueyrredón. Y desde ahí, una hipérbole ya extenuada hasta Mosconi y Avenida San Martín. Luego 123 hasta Caseros, y más tarde pizzas y cine… pero bueno, eso ya es otra historia, una de films antiguos, cerveza y moscatel.

1

15

2

34

3

17

4

16

5

7

6

8

19

9

20

10

21

11

22

12

14

13

23

25

24

26

27

28

29 33

Los comentarios están cerrados.