Otra tarde de sol

En el contexto mental de otro afano -voy por la decena, desde la primera vez el 29 de octubre de 1983- vale un poco de color. Porque la vida es más que el vestido y el cuerpo más que la ropa, lo cual significa, por lo menos para mi, que hay que seguir, que lo verdaderamente importante no cotiza en bolsa ni puede ser robado… y yo, que aún respiro, agradezco… porque aún respiro. Y, justamente, estas fotos las hice en el escenario del robo, pero en la semana anterior, y había un sol tan lindo como el de hoy y una brisa igual de dichosa. En fin, fotos. Y sino, será otra cosa… hoy de casualidad no andaba con la cámara encima. Y en todo caso si ya no hay cámara habrá que volverse más chiquitito aún y contentarse con hacer arte en lápiz y papel… y la verdad, frente al moderno planteo del consumo desesperado, la idea no me resulta desagradable del todo, posta.

1 3 4 5 6 7

Los comentarios están cerrados.