Camino a Chorrillos

Luego del pollo con moscas de la noche anterior y del solaso en la nuca de las fotos del medio día, caí en cama con una colitis extrema y algo de fiebre. Y cuando desperté, al caer el sol, mi chica justo regresaba de hacer dedo toda la tarde por ahí, y de hablar con cuanta chola -y cholo- se cruzó por el camino; y vino con un interesante dato: el de una fiesta en un pueblo cercano llamado Chorrillos, pueblo pequeño en donde vive una comunidad indígena absolutamente desconectada del turisquero hombre blanco occidental. Y el asunto festivo llevaba este nombre: La fiesta del queso de cabra. Sí, tal cual, del queso de cabra. Y se rumoreaba por ahí que actuarían varios grupos de copleras, parejas de bailarines, grupos folclóricos… y habría empanadas, chivitos, tamales, chicha, y pura joda hasta que salga el sol o hasta el derrumbe, comatoso, del último bailarín alcoholizado… por lo tanto empecé por olvidar la fiebre y la cagadera, salté de la cama como un resorte, y salimos caminando rapidito hasta el puente para hacer dedo. Y en el camino, desde la caja de la camioneta que nos levantó, hice estas fotos. Y si me parecen especiales es porque lo que vino después las hizo así.

Comentarios

Camino a Chorrillos — 12 comentarios

  1. Thanks for your publication. What I want to point out is that when searching for a good on the internet electronics go shopping, look for a web page with complete information on critical factors such as the security statement, safety measures details, any payment procedures, and also other terms in addition to policies. Constantly take time to browse the help in addition to FAQ areas to get a greater idea of how the shop works, what they can perform for you, and how you can use the features.