Encuentro de Taller 1 (6)

Es paradójico, encuentro tras encuentro avanzamos más con la obra pero cada vez es más corta… parece que, como la liebre y la tortuga, el final que se acerca requiere infinitos pasos, cada vez más pequeños, divisibles infinitamente en más y más pequeños, para nunca alcanzar su conclusión. Esta vez fué, disquisición aparte, nuevamente en la casa de Macarena, domingo de 14 a 17 horas… calor, mucho calor, mates, coca-cola, masitas y demás… en fin, lo que hicimos es lo que hay, y uno no puede sentirse mal si el esfuerzo que ha hecho no ha dado el resultado esperado. Y, de todos modos, eso está por verse. Aunque está claro, por lo menos para mí, que el resultado, el final, es el enemigo de todo el sistema. Claro que habría que aprobar…

Photobucket

Los comentarios están cerrados.