Violencia de género

Yo esperaba el 123. Cuando llegaba el bondi apareció una mujer de unos veinticinco años para subir al mismo. El bondi paró, y yo le di el paso (me siento muy mal dejando detrás a una mujer para subir primero, es por haber sido criado así, tan machista).
Ella reaccionó muy mal. Tomó la posta, pero mientras subía me maldijo por lo bajo.
Y yo, la verdad, me sentí muy desgraciado… quería cortarme el cuello, o arrancarme los dientes.
Ni siquiera entendí que mierda estaba haciendo mal.

vio copy

Los comentarios están cerrados.