Bajofondo en Ciudad Jardín

Gratuito, tango electrónico, detrás de la estación Palomar y frente al Colegio Militar, organizado por el Gobierno Nacional. Primero tocó el Sexteto Mayor con Raúl Lavié, y luego subió Gustavo Santaolalla con sus amigos de Bajofondo. Tango para bailar, tecnoso, fiesta barrial en plena calle. Tal vez lo más emotivo fue ver al artista internacional tocando para sus vecinos, con un show obsesivo y perfecto: las luces, el sonido, la pantalla detrás de los músicos con esas maravillas en video, los arreglos electrónicos bajo las cuerdas y los fuelles, los músicos súper versátiles, computadoras y bandoneones, teclados y Dj,  loops y guitarras criollas… tan copado que hasta la mamá de Gustavo, octogenaria, salió al escenario. Tan perfecto que el único percance fue la rotura de una correa del bandoneón, que Santaolalla presto aprovechó para cantar solito una samba hermosísima de su autoría, acompañado sólo con la guitarra eléctrica. Un show de identidad rioplatense y, al mismo tiempo, global y ultramoderno. Lo cual no es poco. La fiesta terminó bien pasada la una de la mañana, y con las estrellas en lo alto y con la música en el cuore, cada cual se fue a su casa, así de sencillito.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Los comentarios están cerrados.