Casi como en…

… Coroico, Bolivia.
Pero ahí es distinto.
En todos lados es distinto.
Todo… y todo el tiempo.
Ahora mismo es distinto, distinto que ayer, que mañana y que hace diez minutos atrás.
Así es la vida.
No la podés agarrar, colorear, encerrar en una cajita.
Borges diría que la vida es: inasible.
Y ése, mal que nos pese -a veces-,
es uno de sus condimentos esenciales.

Casi como en

Los comentarios están cerrados.