Un millón y medio de lunes atrás

Sucedió hace dos lunes, tres, seis, una docena, cien, mil docenas de lunes atrás, cien mil gruesas de lunes atrás, novecientos mil lunes… un millón y medio de lunes atrás. Sin embargo, recuerdo perfectamente que ese lunes -lunes- fue un lunes tan pero tan de mierda como éste, lunes, en el que esto escribo.
Estaba nublado, pero hubiera dado lo mismo con el puto sol. Hacía frío, pero hubiera dado lo mismo con la mierda de calor. Pasaba la cagada de avioneta -como pasa hoy-, chillaban los zorzales -como chillan hoy-, amenazas de lluvia -como amenazan hoy-, caminamos -como hoy-, e hicimos fotos -como siempre-… sin embargo, no pudimos cambiar lo fundamental: lunes.
Todavía es lunes, pero falta poco.
Cuando mañana el puto despertador grite su monotonía capitalista a las seis de la madrugada, seguramente sentiré mil cosas… una es segura: la dicha de que el lunes -o cualquier lunes desde el big bang hasta la fecha-, ya no es.

3 2 4 6 14 5 7 8 10 9 11 12 15

Los comentarios están cerrados.