Esa planta elefante

Hacía mucho tiempo que no caminaba buscando mi suerte por el piso… Caseros, Villa Real, General Paz, autopista, Liniers, barrio Boliviano. El canabiol en la sangre, el pescado en la vidriera, el homúnculo en el cartel… como yo, porque últimamente ando escarbando la pus del forúnculo, me inmolo a lo bonzo y me duermo en la heladera, cambio de sexo, camino sobre el vidrio, me vuelvo vegetariano, o mejor, me vuelvo un vegetal, meta pipa y faso, una planta elefante, fss, fsss, drenaje energético. .. no-miedo.
Uno va logrando cosas mínimas… dejar de fumar, callar el pico, acordar con el enemigo. Reír, verse en el espejo, verse bien muerto, el miedo en las bolsas alrededor de los ojos, el miedo en el culo, en los dientes reventados, en la piel.
Porque el mecanismo no para, no hay tiempo.
O mejor: lo único que hay es: tiempo.
Bye, bye, love…

1 2 3 4 5

Los comentarios están cerrados.