La esperanza como vidrios en el piso

Me levanto temprano en la mañana, viernes feriado, lluvia, preparo unos mates amargos, entro en internet, facebook: hay miedo.
Cierro internet, veo algunas fotos, Clarín, Página 12, más miedo, se despierta mi mujer, compartimos unos mates, ella enciende la radio: hay miedo.
“Miedo”, chilla el locutor, “miedo”, chillan los oyentes, miedo porque “en este país de mierrrda todo aumenta”. Miedo porque te quedás sin la banana. Sin la chica de muzza, sin el champú. Miedo. Miedo del nuevo presidente. Miedo de la lluvia, del sol, de la brisa, de los zorzales, de que colisione una piedra de un millón de toneladas contra el planeta y nos vayamos a cagar. Miedo.
Bajo a calentar agua nuevamente y se me cae un vaso: ¡crash!… Observo los restos vidriados en el piso. Pienso “nuestras esperanzas son como este vaso, esperanzas de vidrio, y están a punto de caer y volverse astillas”
Cambio de canal, en especial si me imagino viviendo en una realidad “gran hermano”. Observo que hay gatos en la pared, hay gatos y colibríes, hay arte. Gratuito. Anónimo y gratuito. Ese arte también está en aumento… ¿la realidad es de vidrio?… ¿tengo miedo?
No yo. Siempre digo lo mismo: “el mundo ya era un caos cuando llegué, y lo seguirá siendo cuando me vaya”
Otra máxima Alladio: “la humanidad está sobrevaluada”
No creo que seamos los reyes de la creación, sino la peor parasitosis que fatiga el mundo. ¿Se imaginan el planeta sin la humanidad?… ¡el paraíso!
Sin embargo salgo a caminar y encuentro que esta misma parasitosis ha dibujado en la pared. Esos dibujos me dan esperanza, nunca pierdo la esperanza ¿acaso no creo en la Providencia?, sí, creo, especialmente porque no la puedo probar.
En fin, concluyo, aunque concluir sea, también, una falacia: la vida sigue siendo hermosa, y no es seria. Si somos una parasitosis, está bien. Si el nuevo presidente es un homúnculo, también. Las fuerzas que me rodean exceden mi poder.
Seguiré mateando…

1 1a 2 2a 3 3a 4 4a 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

Los comentarios están cerrados.