“Miercoles moscatel+Jueves nublado”

Acabo de levantarme y bañarme, 7:40am, ahora tomo mates y espero un alumno. Las paredes chorrean humedad y hace frío, el cooler de la fuente de la PC hace ruido y afuera se escuchan tiros… no hay fútbol a esta hora, sólo choreo a las nueve de la mañana. Estoy leyendo la Biblia como se lee una novela… la última vez que la leí de ese modo fue en 1999 y me llevó un año. Ahora voy por el Levítico y comencé hace diez días, buen promedio. Es significativo que se prohíba comer carne de cerdo y no langostas; también son significativas las leyes referentes a la lepra y como una persona que la porta debe gritar ¡Impuro!¡Impuro! para que nadie se le acerque… 21:43… estoy escuchando “Themes”, de Vangelis…… hace por lo menos cuatro años que no escuchaba este disco… ¡y me vuela la cabeza!… Vangelis es a la música lo que Cohelo a la literatura (un patético mixer de sagradeces degradadas), aunque me emociona (Vangelis). Alumnos desde las 8 hasta las 21hs con dos horas de descanso en el medio me llevaron a la desesperación y necesité despegar de este plano, esto es, moscatel helado a discreción y calabresa en casa por falta de guita pa’ salir, por ejemplo, al El Fortín, primero; al el Cedrón, segundo; a Santa María, picante (¡fijensé!), last………. Y ahora estoy entre el llanto y el pasado y el presente con el budín arriba y la vida que se vá y ¡que se yo!. Estoy llorando. Estoy lleno de vida. Me estoy muriendo y estoy escuchando “Memories of green” y me siento como una puta brizna de hierba y a mucha honra!… y a la mierda Vangelis, ahora escucho “La era de la boludez”, de los Divididos….., creo que nunca disfruté tanto este disco como hoy… y eso que lo compré hace más de diez años. No se porqué ni me importa, me gusta, es de verdad, a pesar del productor (ja, ja, ja, ¡ojalá me escuche alguna vez!). “las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas” ¡basta!, ¡me voy!… y ahora Yes+Talking Heads y dejo de escribir porque estoy re limado.
Jueves 18, 20:56: Vuelve la pizza, media cebolla-media napo con jamón cocido… y vuelve el skabio; ahora escucho radio nacional, escucho radio continental; los perdedores dicen ¡cuidado!, mi vieja me dice ¡cuidado!, la gente dice ¡cuidado!… y regresa el asunto del fraude, lo dice toda la gente que vive en barrio norte y en el yoping del orto verde… y otra vez dejo de teclear porque no entiendo niente, es esa sensación maravillosa de no entender más que el torrente del caudal etílico que recorre mis venas.

“Martes de garúa”

Me desperté a las seis de la mañana, Paula se fué a las siete a trabajar y yo ya estaba con la guitarra: Bach, Villalobos, Piazzolla, Albeniz, Brower y lo propio… pero con menos onda que una linea recta. Insatisfacción. A las 10:30 le llevé la bici al gorra y me cambió la cubierta trasera, por fin una moneda: 43 pesos. Y luego, bajo la garúa, me fuí a nadar al club.
Veinte largos mechados de crawl y pecho fueron suficientes para mis pulmones, y mientras pedaleaba de regreso me entraron ganas de una pasta… aprovechando los porotos de anoche y unas cabezas de ajo me herví unos tallarines que salté en oliva con un mix con el ajo picado y los porotos a la provenzal; luego le agregué un par de ajíes puta parió y adentro… hasta el fondo y salud.
Enciendo la radio, están Moris y Antonio Birabent charlando con Victor Hugo. Antonio Birabent habla de “Moris” (que está a su lado), Antonio dice: -“cuando escuché las canciones de Moris que no estaban grabadas, las canciones que Moris nunca grabó en ningún disco y que son tan buenas le dije (a Moris, siempre a su lado en el reportaje) ¿porqué no hacemos algo con esto?, ¡esto es buenísimo, Moris!… porque las canciones de Moris son geniales”- ….(0.0)…. Por un momento creí que la leyenda era él, Antonio, y Moris, su papá, el discípulo… pero bueno, ¿que se puede esperar de alguien que odia la lluvia?
Se va Antonio y Moris con él, y mientras me tomo unos amargos los resultados de las elecciones primarias toman la posta; los perdedores miran para otro lado, Pino culpa a Binner, la gorda culpa al electorado, Alfonsín a la ley, el cabezón ni aparece, el Campo dice que el campo no la votó pero ¿quién es el campo?¿que es el campo?¿el chacarero, su esposa, los perros o la panadera del pueblo….?
Lo cierto es que Cristina arrasó y los que la odian ya hablan de fraude; y mientras apago la radio porque empieza el siempre perenne fútbol del orto, vuelvo a la guitarra, aún insatisfecho y ahora con Carlevaro, técnica para mano derecha, fórmulas 24 a 36. Y ligados, ascendentes y descendentes, dedos inmediatos… y acordes plaqué.
22:12, volvió Paula y trajo el página 12. La foto de Carrió destila veneno y la imagen de Menem votando en Anillaco es antológica…
Me duele el hombro derecho… demasiada guitarra; mañana alumnos de 8 a 21 con un par de horas de aire en el diome…